4 de marzo de 2011

Mercado inmobiliario para la 3a. edad

La realidad de que existe un importante sector de la población - mayor de edad y con sus propias necesidades inmobiliarias - ha sido repetidamente expuesto en este Blog.

Esta demanda ha provocado un enorme impacto en la actividad de la construcción en Europa y Norteamérica (Pese a la retracción producida por la crisis hipotecaria, la construcción de viviendas para la tercera edad se ha mantenido e incluso incrementado en muchas zonas). Sin embargo, en gran parte de Latinoamérica pareciera ser una cuestión ignorada o despreciada, al menos hasta el momento.

Pero es gratificante advertir como, poco a poco, diferentes comentaristas empiezan a ocuparse del tema.

Recientemente he recibido un interesante análisis desde Chile, por parte de don Camilo Arriagada Luco. Sociólogo, con un Magister en Desarrollo Urbano y doctorado en Ciencias Sociales, es profesor asociado de la Universidad de Chile, e investigador y consultor en materias de ciudad, territorio y desarrollo.¡Pueden estar seguros que SABE DE LO QUE ESTÁ HABLANDO!.


"La población considerada como tercera edad representa una enorme posibilidad para el mercado inmobiliario, y esta es una realidad a la que hay que prestarle atención... Las necesidades y preferencias por grupos de edad es una segmentación fundamental de incorporar a la gestión inmobiliaria, tanto privada como pública. 
Lo anterior, permitiría el logro de conjuntos habitacionales y entornos más adecuados, con proyectos que tomen en cuenta las pirámides de edades de los residentes y potenciales demandantes. Y es mucho más diverso que la imagen común de familia nuclear C1, C2 y C3, que domina el espectro de oferta inmobiliaria. Para este efecto existe un espacio importante para la incorporación de datos básicos de la demografía al negocio de viviendas y también al diseño de barrios que logren una mayor adecuación de la oferta".

Y continuaba, con datos que pueden tener enorme importancia para muchos, en el futuro:

 "Hace un par de semanas un diario de circulación nacional publicó que Chile se está encumbrando como un destino para extranjeros jubilados. En los últimos cinco años los permisos de residencia para adultos mayores aumentó en un 36% y las residencias temporales en un 68%. Estos son, generalmente, personas de la tercera edad que venden sus propiedades y vienen a radicarse en Chile, no a morirse en un asilo. Vienen a vivir con buen clima, costos menores que en Miami y la costa azul española, y con calidad de vida y entorno cultural diferente."

Sin embargo, su análisis reiteraba un lugar común respecto de la desatención a la 3ª Edad:
"Pero, ¿qué oferta existe pensada para adultos mayores autovalentes? ¿Qué sabemos de las expectativas residenciales de un grupo destinado a ser mayoría en unas décadas? 
Según una encuesta internacional de la ONU, durante los últimos años se da una tendencia mundial en que “los viejos” quieren vivir cerca de sus familias o descendientes más jóvenes, pero no juntos en el mismo hogar. Esto se pudo verificar para Chile en estudios para innovar la vivienda social del adulto mayor a finales del gobierno de Ricardo Lagos. 
El futuro desarrollo de la gran ciudad será incluso mucho más complejo para la oferta inmobiliaria porque supondrá gestionar una convivencia armónica y cívica entre generaciones cada vez más diferentes."
Felicidades, Dr. Arriagada Luco.
Desde este Blog le deseamos mucha suerte con su campaña en Chile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada